Ola de calor: ¿Cómo evitar un golpe de calor en perros?

/, Salud canina/Ola de calor: ¿Cómo evitar un golpe de calor en perros?

Evitar golpe de calor en perros

Puesto que el verano ha entrado muy fuerte este año y la primera ola de calor está azotando día y noche el termómetro al igual que lo hace con nuestros perros, hoy trataremos de explicar cómo evitar un golpe de calor en perros. Como cada año, de hecho, se espera que durante estos meses de verano vivamos varios episodios de calor extremo, lo que se conocen como olas de calor. Como consecuencia, los golpes de calor en perros (conocidos técnicamente como hipertermias, o lo que es lo mismo, cuando su temperatura corporal asciende peligrosamente) suelen ser desgraciadamente habituales y, si no atendemos rápidamente a nuestro perro los efectos pueden ser altamente perjudiciales para su salud. 

Como sabréis, las altas temperaturas no sólo nos afectan a nosotros los humanos, pues la realidad es que a los perros les afecta el calor con mucha más rapidez a pesar de que mucha gente pueda pensar que sus pelajes les protegen de cualquier condición climatológica. A diferencia de los humanos que expulsamos el calor a través del sudor, ellos tienen mecanismos menos eficaces ante el calor extremo, y es que los perros expulsan el calor a través de la lengua y las almohadillas y a través de zonas de su cuerpo con menos pelo como la barriga; por ello buscan tumbarse en las zonas más frescas de la casa. 

 

¿Cuáles son los síntomas de un golpe de calor en perros?

Como hemos mencionado anteriormente, un golpe de calor en un perro consiste en un rápido aumento de su temperatura corporal estando por encima de lo que puede soportar normalmente. Si la temperatura media de los perros está alrededor de los 39 grados, durante un golpe de calor pueden alcanzar y superar los 42 grados.

Éstos son los síntomas de un golpe de calor en perros y que debemos tener en cuenta si reconocemos alguno de ellos en nuestro perro para actuar rápidamente y evitar males mayores:

  • Jadeo excesivo.
  • Aumento considerable del ritmo cardíaco que pueden desencadenar taquicardias.
  • Salivación excesiva.
  • Lengua pegajosa y de aspecto más oscuro de lo habitual.
  • Mareo y tambaleo, e incluso con posible pérdida de conciencia.
  • Decaimiento e inmovilidad sin dar respuesta a la llamada u otros estímulos.
  • Vómitos y diarreas.
  • En casos extremos, hemorragias.

 

¿Qué hacer si mi perro está sufriendo un golpe de calor?

Si nuestro perro muestra en algún momento cualquiera de los síntomas anteriores es muy importante que actuemos lo más rápido posible llevando a nuestro perro a un lugar fresco, ofrecerle agua sin obligar a beber y mojar abundantemente su cabeza, el cuello, las patas y la barriga con agua fresca pero nunca con agua helada. También puedes refrescar a tu perro pasando toallitas húmedas por sus almohadillas, su barriga y en torno a su cabeza pero no le cubras por completo con ellas. Masajea la parte inferior de sus extremidades para favorecer la circulación. 

Finalmente, cuando nuestro perro se estabilice os recomendamos llevarlo al veterinario o, a poder ser, que nuestro profesional de confianza venga a visitarlo.

 

¿A qué perros les afecta más una ola de calor?

Generalmente, los golpes de calor o episodios de hipertermia afectan en mayor proporción a perros tanto de edad avanzada como a cachorros, pero también lo hacen en razas que de forma natural suelen tener problemas de respiración dada su propia fisonomía del hocico y del sistema de respiración en general (conocidos técnicamente como braquicéfalos) como pueden ser el bulldog (inglés y francés), el pug o carlino, el bóxer o el pequinés entre otros. 

Además, es importante saber que cualquier perro que sufra alguna clase de cardiopatía puede tener una mayor disposición a sufrir los efectos de las altas temperaturas, por lo que deberemos tener especial cuidado con ellos para evitar riesgos.

Finalmente pero no menos importante, los perros con un pelaje más oscuro retienen más el calor en su pelo por lo que su temperatura corporal incrementa más rápido y es también más difícil de reducir.

 

Combatir el calor: 10 remedios para refrescar a tu perro

El golpe de calor en perros puede tener consecuencias nefastas para nuestro amigo peludo así que lo mejor que podemos hacer por ellos es ofrecerles los cuidados necesarios para ayudarles a lidiar con las altas temperaturas y no ponerlos en riesgo de sufrir el temido golpe de calor. A continuación te aportamos 10 consejos básicos para evitar la hipertermia en nuestros perros y ayudarles a pasar un verano más refrescante:

  1. Asegúrate que tu perro dispone de agua fresca y limpia durante todo el día. Es muy importante que su bebedero no esté a pleno sol porque podría llegar a evaporarse o simplemente calentarse por lo que nuestro perro dejará de beber. 
  2. Tanto si vive dentro del domicilio o pasa la mayor parte del día en el jardín, comprueba que tu perro dispone de una zona fresca y protegida del sol donde tumbarse.
  3. Si dentro de casa el calor también se hace notar de forma considerable, aplica el uso de un ventilador o del aire acondicionado para refrescar el ambiente interior.
  4. Aunque creas que no le gusta el agua, no dudes en refrescarle la cabeza, las patas y la barriga con agua o toallitas húmedas de manera frecuente en las horas de más calor. 
  5. Si tu perro duerme en el suelo durante el verano es tal vez consecuencia de una cama demasiado caliente. Puedes probar una cama levantada del suelo o incluso esterillas refrigerantes diseñadas para perros y que ayudan a equilibrar su temperatura corporal. Sea como fuere, asegúrate que tu perro tenga una zona de dormir fresca en la que se sienta a gusto.
  6. Prepara a tu perro helados caseros mezclando pienso o sus premios favoritos con agua en un tupperware y guardando la mezcla en el congelador. Recuerda que cuando saques el helado del congelador es recomendable pasarlo por debajo del agua para que no se le enganche la lengua. 
  7. Sin necesidad de rasurar a nuestro perro pues podría sufrir quemaduras del sol, recórtale el pelo hasta una longitud aproximada de 2cm para ayudar a rebajar su temperatura corporal.
  8. Independientemente del tipo y longitud de pelo de nuestro perro, es importante que durante la época de altas temperaturas cepillemos el pelo a nuestro amigo peludo de manera frecuente para favorecer la muda y retirar el subpelo que durante el invierno le ha servido para mantener cierto calor corporal.
  9. Evita las horas de más calor para el paseo y sal a a la calle con tu perro a primera o última hora del día. Trata de evitar el ejercicio intenso durante el día y aprovecha para la noche para jugar y después refrescarle con agua o toallitas húmedas.
  10. Es posible que nuestro perro pierda el apetito en sus horas habituales. Si esto ocurre, intenta adelantar su hora de comer a primera hora del día para evitar que ayune durante todo el día, hecho que podría provocarle algunos síntomas mencionados como el decaimiento.

 

NO dejes nunca a tu perro encerrado en un lugar sin ventilación

Cada año aparecen en los telediarios casos en los que algún propietario de perro ha dejado a su compañero en el coche mientras éste atendía a cualquier tipo de recado. Si la temperatura de la calle puede resultar en ocasiones insoportable, la temperatura en un coche cerrado a pleno sol puede hacer que un perro no soporte más que algunos minutos antes de desfallecer. Desde Doggy Time queremos recordarte que no dejes nunca bajo ningún concepto a tu perro encerrado en el coche durante el verano aunque creas que solamente será 1 minuto porque no sabes lo que puede suceder; puedes tener un problema con la máquina de tickets para pagar la zona azul, puede haber una cola inesperada en el supermercado y mil cosas más difíciles de prever. 

 

Si tienes alguna duda más sobre cómo evitar un golpe de calor en perros y sobre cómo actuar ante cualquier de los síntomas mencionados, no dudes en consultar a tu veterinario de confianza para salir de dudas y disfrutar junto a tu amigo peludo de un verano refrescante.

By |2019-07-30T10:23:03+01:00junio 28th, 2019|Perros urbanitas, Salud canina|

Leave A Comment