El olfato de nuestrxs perrxs es la herramienta principal para recibir información de todo aquello que les rodea, así como para relacionarse con los demás y con su entorno ¡Te contamos cómo funciona el más especial de los sentidos para tu mejor amigx!

Esta escena puede resultarte familiar: llamas a tu perro por su nombre, pero no responde. Y entonces te das cuenta de que está olisqueando algo con mucha atención. Para algunos olores, lxs perrxs tienen una sensibilidad un millón de veces mayor que la del ser humano y, cuando se encuentran con unx de ellxs, es motivo suficiente para que pierdan el interés por todo lo demás y centre toda su atención en él para obtener la máxima información posible.

La nariz de nuestrx peludx es una de las vías de comunicación más efectiva para ellxs. No te imaginas la información que pueden intercambiar con los olores, aunque hoy te lo explicamos todo.

 

EL ASOMBROSO OLFATO DE LXS PERRXS

De los cinco sentidos, su olfato suele ser el más desarrollado. Se calcula que tienen entre 200 y 300 millones de receptores olfativos comparados con los 5 millones que tenemos las personas.

Lo que hace que su olfato sea tan potente es que, en sus fosas nasales, tienen unas estructuras óseas en forma de espiral, llamadas cornetes, que se encuentran recubiertas por una mucosa con muchos pliegues. Gracias a estas estructuras óseas y a estos pliegues, la superficie de su mucosa olfatoria aumenta notablemente y, en consecuencia, también se multiplican sus receptores olfativos.

 

¿Sabías que…?

EL OLISQUEO EN LA ‘ZONA TRASERA’ ES SU MEJOR FORMA DE COMENZAR UNA RELACIÓN 

Muchos hemos observado cómo los perros se huelen «la retaguardia»… es una forma de conocerse. Aunque nos parezca chocante, el olor desprendido por las glándulas perianales contiene muchos más datos que los que alcanza a ofrecer un pequeño pedazo de papel. El «olisqueo» de los «bajos fondos» de su nuevx amigx es, sin duda para ellos, la mejor forma de comenzar una relación. 

También habremos observado cómo nuestrx perrx frota su hocico contra el suelo, contra los muebles, como rasca compulsivamente con sus patas… La mayoría ni llega a plantearse que esas acciones signifiquen algo más que una placentera forma de rascado o una simple forma de búsqueda ¡Nada más lejos de la realidad!

Nuestro amigx está dejando mensajes para quien pueda estar interesadx, normalmente de su misma especie. Con el frotamiento de su cara, con el escarbado, está marcando zonas, está impregnando un territorio muy concreto con la información de las feromonas que sus glándulas desprenden. Ellxs no pueden dejar mensajes en un buzón de voz, no pueden enviar un telegrama, pero tienen medios más que suficientes para conseguir el mismo efecto sin llevar un móvil colgando y sin acudir a la oficina de correos más próxima.

UN FEEDBACK COMUNICATIVO EN TODA REGLA

Tenemos claro que para comunicarse emiten feromonas, pero para que el proceso de comunicación olfativa sea completo, también debe «recibirlas», olerlas. Su nariz ha de estar húmeda para desarrollar su excelente habilidad olfatoria. Su mucosa olfativa dispone de células quimiorreceptoras encargadas de «comprender» los olores, si el entorno de la mucosa olfativa está húmedo, todo irá bien. La nariz de lxs perrxs incluso puede gotear sin que exista patología alguna. Si por el contrario la nariz está seca (fiebre, enfermedad o alguna patología), será incapaz de «entender» mensajes, apreciar los olores de los alimentos… 

Las partículas que transportan los olores se disuelven en agua antes de ser percibidas por las células quimiorreceptoras, de ahí que sea tan importante, imprescindible, un ambiente húmedo para que funcione el sentido del olfato.

SU OLFATO DEL PUEDE DETECTAR ENFERMEDADES

Una de las características a menudo más desconocidas del olfato de lxs perrx es su especial sensibilidad a la hora de detectar cambios en nuestro estado de ánimo. Pero sus posibilidades puede ir  más allá, siendo capaces de notar incluso problemas en nuestra salud.

Ciertamente el olfato les proporciona habilidades verdaderamente asombrosas. Por poner un ejemplo, de acuerdo con estudios publicados por la revista DVM News Magazine, un grupo de investigadores demostró que, a través de este sentido, unxs perrxs adiestradxs reconocieron la presencia de cáncer de próstata olfateando distintas muestras de orina humana.

El olfato es, en definitiva, el sentido más importante para tu perrx, una de esas características que lo hacen único. Saber cómo funciona puede ayudarte a conocer mejor a tu gran compañero y, de paso, a tener un poco de paciencia cuando, en vez de responder a tu orden, se quede olfateando algún rincón.

 

POLICÍAS, RASTREADORES… UNA AYUDA INESTIMABLE

Búsqueda de explosivos, drogas, salvamentos… Gracias a su olfato, lxs perrxs se han convertido en una ayuda imprescindible para la realización de determinadas actividades profesionales.

A menudo son lxs perrxs los pequeños grandes héroes que ayudan a encontrar supervivientes bajo los escombros cuando ocurre alguna catástrofe. Y es que el olfato le permite detectar olores que se encuentran hasta a doce metros de profundidad bajo tierra, incluso en circunstancias adversas.

Lógicamente es necesario entrenar a lxs perrxs para que luego puedan ayudarnos en estas tareas. Pero son sus características las que hacen posible no solo ese aprendizaje, sino también el éxito de sus intervenciones cuando llega el momento de actuar.

Un perrx adiestrado puede, además, aislar un olor por encima de otros para seguir un rastro. Esa es una ventaja que aprovechan los cuerpos de rescate y los policías cuando se comete un delito o alguien se pierde, como tantas veces se muestra en películas y series de televisión.

Los perros tienen entre 200 y 300 millones de receptores olfativos contra los 5 millones que tienen las personas. En la anatomía de su hocico se esconde el secreto.

 

¿JUGAMOS?

JUEGOS para desarrollar el olfato de tu perro

Utilizar juguetes en los que tu perrx tenga que utilizar su olfato para encontrar su comida o algunos premios es una forma de que desarrolle su olfato y se divierta sin esfuerzo por tu parte.

Alfombras de Olfato

Seguro que las conoces, o incluso tienes una. Por si no sabes lo que son o no te has planteado tenerlas, te doy varias razones por las que hacerlo.

Las alfombras de olfato lo que simulan es la hierba alta que nos podríamos encontrar en el campo, y si le repartes los premios o haces un olfateo con su propia comida allí, tu perro tendrá que buscarla desde el olfato y no desde la vista. Las puedes comprar en la mayoría de tiendas especializadas, tanto físicas como online, y si eres manitas ¡puedes hacerte una tu mismx!

Es tan sencillo como comprar una base de tela o plástico que tenga agujeros, y trapillo para ir anudando y rellenando los agujeros.

Esta alfombra también la puedes encontrar como Snuffle Mat (en inglés), y es ideal para perros muy voraces que no mastican la comida. Al pedirles que utilicen más el olfato y estar la comida más esparcida fomentamos la calma de nuestrx perrx. Y nunca está de más darle la comida de una manera diferente que en el bol.

Es interesante estructurar esta actividad des del autocontrol:

  • Saber esperar delante de comida
  • Saber esperar delante de la alfombra
  • Entender la palabra de buscar

 

JUEGOS DE OLFATO PARA PERROS

Estos tres juegos son fáciles y divertidos para activar el olfato de tu perrx, tanto en casa como en el parque.

1. EL TRILERO para perros

Utiliza varios vasos de yogurt vacíos o similar y esconde un premio solo en uno de los ellos. Deja a tu perrx olisquearlos para averiguar dónde se encuentra el premio. Cuando lo encuentre, felicítale y no le des el premio que está escondido, recompénsale con uno de tu mano.

Utiliza recipientes iguales para que tu perrx no sepa dónde se encuentra el premio. Pon siempre el premio en el mismo vaso, sobre todo al principio, para que los otros vasos no se contaminen con el olor.

Consejo: puedes disminuir la dificultad haciendo unos pequeños agujeros en los recipientes para que tu perro huela mejor el premio. También será más fácil para él si utilizas un premio que huela mucho.

2. ¿En qué mano se esconde?

Esconde un premio en una de tus manos y ponlas en la espalda con los puños cerrados. Llama a tu perrx y, cuando se acerque, enséñales las manos y pregúntale dónde está el premio.

Déjale olisquear tus manos y cuando sepa en qué mano se esconde el premio, felicítale, abre la mano y déjale comer el premio a modo de recompensa.

Si se decide por la mano equivocada, abre la mano para que vea que no está el premio en ella y vuelve a empezar poniendo las manos en tu espalda y mostrándoselas otra vez.

3. Juego de olfato en el parque

Una vez que tu perrx está acostumbrado a olfatear, puedes aumentar la dificultad haciendo que busque un objeto con tu olor entre varios iguales.

Por ejemplo, en una zona del parque donde haya palos, coge uno de ellos y manoséalo para que se impregne de tu olor. Ata a tu perrx mientras dejas el palo junto a otros palos y suelta a tu perrx mientras le dices «busca». Cuando tu perro encuentre el palo con tu olor entre todos los demás, felicítale y dale un premio.

 

By |2020-03-31T16:31:52+02:00marzo 20th, 2020|Sin categoría|