Adoptar sin miedo

///Adoptar sin miedo

Fuente: Societat Protectora d’Animals de Mataró (SPAM).

Las protectoras de animales se encuentran constantemente en un modo de supervivencia pura y dura, pues desgraciadamente se ven saturadas ante la continua avalancha de casos de abandono y sus fondos dependen, por norma general, de donaciones y ayudas de particulares y patrocinadores. Como educadores caninos, en ​Doggy Time llevamos varios años trabajando codo con codo con la ​Societat Protectora d’Animals de Mataró (SPAM)​, una de las protectoras de animales con más historia y reputación de la zona.

Qué funciones tiene Doggy Time en una protectora

A través del programaNut desarrollado por la propia protectora de animales de Mataró, en ​Doggy Time hemos tenido la oportunidad de implicarnos en casos realmente complejos. Trabajando el comportamiento de los perros con mayores dificultades de socialización conseguimos que perros que parecían destinados a pasar sus vidas y envejecer en una jaula puedan salir en adopción y tener la oportunidad de convivir y llegar a formar parte de una nueva familia humana.

Sabemos que los equipos de cuidadores y de voluntarios de una protectora son la pieza fundamental para todos los refugios, y es por ello que uno de nuestros focos de atención lo situamos en llevar a cabo sesiones de formación y tutorizaciones a dichos colectivos para poder así acelerar el proceso de reeducación de los animales dentro del mismo refugio.

Nuestra presencia es francamente indispensable y nos desplazamos al mismo refugio para realizar sesiones de modificación de conducta para perros, ya sea para ayudar al animal a superar sus miedos y posibles traumas o para mejorar la interacción de los animales con otros perros o personas. También nos presenciamos para trabajar junto a los cuidadores la reubicación de perros en sus respectivas jaulas según el comportamiento de cada uno de los animales y rectificar posibles roces de convivencia entre los perros.

Por qué es tan importante la reeducación de un perro antes de ser adoptado

Cuando un perro llega por primera vez a un refugio, sin importar demasiado su historial, el animal se ve alterado por la incomprensión de su propia situación. Es por ello que en la mayoría de ocasiones no es justo para ellos que juzguemos su comportamiento.

Sin embargo, un buen número de perros que se encuentran en una protectora poseen alguna dificultad para relacionarse con otros animales, tienen miedo a personas u objetos aparentemente inofensivos o sencillamente tienen algún comportamiento puntual inadecuado causado por posibles traumas anteriores que normalmente desconocemos pero de las que podemos sospechar, como pueden ser comportamientos reactivos tras vallas metálicas para perros que han sido usados a modo de vigilancia, por ejemplo. Toda esta serie de comportamientos deben ser detectados lo antes posible y requieren de un importante trabajo de reeducación y evitar así que los futuros adoptantes se vean abrumados y decidan no quedarse con el animal. Nuestra experiencia como educadores caninos nos dice que sólo así una protectora es capaz de reducir el número de perros residentes de larga duración y al mismo tiempo mejorar la vida del perro y la convivencia con su nueva familia.

Ofrecemos un apoyo absoluto al adoptante

Dada la usual sobreocupación de nuestros refugios, en ocasiones se entregan perros en adopción cuando todavía no están preparados en su totalidad para una vida normal con su nueva familia. En estos casos, ofrecemos apoyo telefónico para resolver las dudas más urgentes y nos desplazamos a domicilio para realizar sesiones individuales con el perro en presencia de su nuevo guía siempre que sea posible.

Antes de que sea demasiado tarde y el comportamiento del perro no pueda ser controlado por su nuevo guía, en ​Doggy Time nos encargamos de un seguimiento durante la transición del perro hacia su nuevo hogar y transmitimos todo nuestro conocimiento a los propietarios para que dispongan de las herramientas adecuadas para disfrutar del perro.

Nuestra metodología para refugios de animales

Tras varios años de experiencia como educadores caninos podemos decir con total firmeza que hemos desarrollado nuestra propia metodología para trabajar con perros con un comportamiento difícil que pueda devenir en un animal enquistado en el refugio.

Con el objetivo de optimizar los recursos de las protectoras y dar salida a perros con problemas de comportamiento y al mismo tiempo rebajar el número de perros residentes de larga duración, nuestro trabajo como educadores caninos en una protectora consiste en la evaluación de los perros dentro del refugio y en otros entornos, la modificación de conducta, el apoyo en la transición hacia su nuevo hogar y la formación a personal de la protectora así como de los adoptantes.

*Si formas parte o colaboras en una protectora de animales y crees que como educadores caninos podemos ayudaros porque tenéis algunos perros con problemas de comportamiento, puedes ponerte en contacto con nosotros clicando aquí​. Estaremos encantados de poderos ayudar.

By |2019-07-30T10:31:17+02:00abril 8th, 2019|Adopción, Protectoras|